Sanz: lo que fui es lo que soy