Juan Gris y María Blanchard, precursores del nuevo cubismo pospicassiano

Salvador Dalí. ‘Naturaleza muerta’, 1923. Óleo sobre cartón, 50x65 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.
Salvador Dalí. ‘Naturaleza muerta’, 1923. Óleo sobre cartón, 50x65 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.

Exposición ‘Juan Gris, María Blanchard y los cubismos (1916-1927)’. Museo Carmen Thyssen de Málaga hasta el 25 de febrero de 2018

No es una exposición más. Es una ventana para conocer el complejo e interesante viaje que un grupo de artistas emprendió bajo la influencia del Picasso y Braque para reinterpretar el cubismo, precisamente cuando sus impulsores decidieron abandonarlo en busca de otros mundos. Es un fabuloso relato que explica, a través de Juan Gris (Madrid, 1887 – Boulogne-sur-Seine, 1927), de María Blanchard (Santander, 1881 – París, 1932) y sus afines, este nuevo cubismo en el que cada uno de los autores puso su sello particular.

Es una muestra profunda e intensa, en la que hay que escudriñar entre las obras y la personalidad de sus autores para desentrañar este momento fascinante dentro de las vanguardias históricas. Son 60 obras, entre pinturas, dibujos, documentación y esculturas. Y junto a los dos artistas españoles, Jean Metzinger, Jacques Lipchitz y Albert Gleizes completan esta exposición comisariada por Eugenio Carmona, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Málaga, y Lourdes Moreno, directora artística del Museo Carmen Thyssen, junto con alguna sorpresa, como una obra firmada por el propio Picasso y esa vinculación de Gris con la Generación 27.

Juan Gris. ’Mujer sentada’, mayo de 1917. Óleo sobre tabla, 116x73 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Juan Gris. ’Mujer sentada’, mayo de 1917. Óleo sobre tabla, 116×73 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Son curiosos los vínculos de Gris con Málaga, no sólo por la influencia de Picasso, sino porque se formó en el estudio madrileño del pintor José Moreno Carbonero entre 1904 y 1906 y más tarde, con su vinculación e influencia en la Generación del 27, llegó a ilustrar la portada de la revista malagueña Litoral en homenaje a Góngora. Esta influencia quedó de manifiesto en las memorias del poeta malagueño José Moreno Villa, «que en sus memorias cuenta que  en secreto pintaba en su cuarto de la Residencia de Estudiantes cuadros cubistas al estilo de Gris», según explica el comisario Carmona.

Pero una de las facetas más intensas e impactantes de la exposición es la figura de María Blanchard, cuya deformidad derivada de graves problemas de columna aumentaron todavía más, si cabe, las dificultades de una mujer con enormes capacidad intelectuales para desenvolverse en un mundo de hombres. De hecho, le acusaban de hacer un cubismo poco femenino, como si en el arte existiese eso de ‘poco femenino’. Esa lucha interna contra su propio cuerpo, contra los muros de la desigualdad, en la búsqueda de un cubismo particular y, como siempre en su obra, de la expresión de la belleza a través del cubismo se puede contemplar en su obra, con tensiones hermosas y contundentes.

‘Guitarra y frutero’, agosto de 1918. Óleo sobre lienzo, 60x73 cm. Kunstmuseum Basel. (Donación de Raoul La Roche).

‘Guitarra y frutero’, agosto de 1918. Óleo sobre lienzo, 60×73 cm. Kunstmuseum Basel. (Donación de Raoul La Roche).

Es la primera vez que se realiza una exposición de ambos artistas y da la impresión de que con ella se trata de saldar, quizá, una vieja deuda con estos dos artistas españoles claves en lo que se conoce como el nuevo cubismo dentro de la historia del arte de vanguardia. No extraña por tanto que sean muchos los museos y coleccionistas que han querido acudir a esta fiesta, desde el Kunstmuseum Basel, Centre Pompidou de París, Musée Picasso de París, KunstsammlunNordhrein-Westfalen, Düsseldorf, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Museo de Bellas Artes de Asturias, Museo de Bellas Artes de Bilbao o Museo Thyssen-Bornemisza, junto a una lista que completan el Museo Patio Herreriano de Valladolid, IVAM de Valencia, MNAC de Barcelona, Museo de Pontevedra, Fundación Mapfre, Fundación March de Palma de Mallorca, Fundación Gala-Salvador Dalí de Figueras, Fundación Azcona, Colección Abanca, Colección BBVA, Archivo Lafuente, Centro Cultural Generación del 27 de Málaga y numerosas colecciones particulares.

Más información

Horario: de martes a domingo de 10 a 20h.

Tarifas: consultar tarifas y descuentos en la web del Museo Carmen Thyssen Málaga

Cómo llegar: