Jackson Pollock entra en la casa de Picasso en Málaga

Jackson Pollock entra en la casa de Picasso en Málaga
pollock3

‘Mural’, Jackson Pollock (1943). Óleo y caseína sobre lienzo. 242,9 x 603,9 centímetros. Foto: MSG

 

“¡Maldita sea, a este tío no se le escapó nada!”. Esta frase resume bastante bien la mezcla de admiración y rivalidad creativa que Jackson Pollock sentía por Pablo Ruiz Picasso. Así lo contó Lee Krasner, artista y mujer de Pollock, en una entrevista en 1969 cuando relató cómo, cuando residían en Nueva York, escuchó caer algo al suelo y, cuando fue a ver qué había ocurrido, vio al artista mirando al vacío y un libro de Picasso caído en el suelo. Pollock quedó admirado cuando contempló por primera vez el ‘Guernica‘ de Picasso en 1939 y quizá en ese momento surgió la necesidad de competir con él desde la admiración de su obra. Los genios son así: el reto de superar al más grande, que es una forma de superarse a sí mismo.

Por eso es tan emocionante ver la gran obra de Pollock, ‘Mural‘, colgado en la pared del Museo Picasso de Málaga, estableciendo un diálogo permanente desde el expresionismo abstracto con el genio malagueño. Es inevitable comparar el ‘Guernica‘ con el ‘Mural’ y hasta encontrar similitudes, a pesar de que uno está inspirado en los horrores de la guerra y otro “es una estampida… […] Cada animal en el oeste americano, vacas y caballos y antílopes y búfalos, todos a la carga a través de la maldita superficie”, como diría el propio Pollock.

La exposición ‘Mural. Jackson Pollock. La energía hecha visible‘, está comisariada por David Anfam, Senior Consulting Curator del Clyfford Still Museum de Denver (EE.UU),  y organizada por el University of Iowa Museum of Art, y es una auténtica maravilla. Tanto por el propio ‘Mural’ como por el diálogo que se establece con otras obras de Adolph Gottlieb, Lee Krasner, Roberto Matta,  Robert Motherwell, David Reed, Antonio Saura, Charles Seliger, David Smith, Frederick Sommer, Juan Uslé y Andy Warhol.

pollock_Nito

Andy Warhol (1928-1987). Hilo/Yarn, 1983. Acrílico y serigrafía sobre lienzo. Kunsthalle Bielefeld. Depósito permanente de STAFF Stiftung Lemgo.

 

Y la grandiosidad de ‘Mural‘, de dos metros de alto por seis de largo (242,9 x 603,9 cm), se puede contemplar desde la intimidad y cercanía de un montaje que responde a la esencia de esta obra creada para ser colgada y contemplada en el apartamento de Peggy Guggenheim en Nueva York y que supuso una transformación del arte norteamericano de la posguerra hasta convertirse en el referente del expresionismo abstracto.

Para conocer un poco más sobre ‘Mural‘ y Jackson Pollock

La exposición se podrá visitar en el Museo Picasso Málaga hasta el 11 de septiembre de 2016.

Cuaderno de la exposición: pincha aquí.