Frigiliana

Fotografía de Máximo López, veía Flickr
Frigiliana está plagado de encantadores rincones de azul y blanco, como la que refleja esta fotografía de Máximo López, vía Flickr

Si conoces Frigiliana, estarás conmigo: es uno de los pueblos más requetebonitos del mundo. De hecho, ha sido galardonado varias ocasiones por este motivo. Para mí, Frigiliana tiene nombre de  mujer. Es una localidad femenina, si es que eso tiene algún sentido. Pero, sobre todo, Frigiliana es Eloisa, mi abuela materna, una de las personas mas importantes de mi vida. Ella nació y se crió allí, aunque luego viviría en otras ciudades y terminó residiendo en Nerja. Me contaba muchas historias de cuando era niña y de su adolescencia en esa suerte de calles empinadas y casas blanqueadas.

Recuerdos de mi infancia en Frigiliana

Recuerdos de mi infancia en Frigiliana

Me veo de pequeña en Frigiliana, en su plaza, investigando sus rincones y corriendo por las calles. Frente a la Iglesia de San Antonio (S.XVII), jugando. Subiendo las interminables escaleras de la casa de mi tía abuela Florencia. El olor a jabón de la colada y los patios. Las buganvillas, las parras y las chumberas. Las migas, las batatas asadas, la miel de caña y el arroz con leche. Y una noche de Semana Santa de silencio sobrecogedor, sólo interrumpido por el roce de las ropas de las mujeres a la luz irreal de los cirios. La impactante procesión de La Soledad en la memoria de una niña.

No te pierdas este vídeo del canal de Alejandro Herrero en Youtube, con un magnífico resumen de la esencia de la Semana Santa de Frigiliana

Frigiliana se encuentra en la comarca de la Axarquía, en la parte oriental de la provincia, al norte de Nerja y encaramada en la ladera de la montaña. Frigiliana es, por antonomasia, el pueblo blanco andaluz. Y su historia se remonta al Neolítico, aunque la estructura de su casco histórico, declarado conjunto Histórico Artístico, es de origen morisco-mudéjar y uno de los mejor conservados de España. El Barribarto, como se conoce al casco histórico, constituye el verdadero símbolo de Frigiliana y miles de turistas pasean al año por sus calles. Doce paneles de cerámica narran el levantamiento de los musulmanes y la batalla del Peñón de Frigiliana.

Fotografía de Kennosuke Yamaguchi, vía Flickr

Flores, suelo empedrado y fachadas encaladas. Fotografía de Kennosuke Yamaguchi, vía Flickr

Debes saber que Frigiliana cuenta con la única Fábrica de Miel de Caña (Nuestra Señora del Carmen) de toda Europa y parte de la maquinaria de 1909 es utilizada hoy en día. La sede de la empresa, a la que todo el mundo conoce como ‘El Ingenio’ fue en su momento Palacio de los Condes de Frigliana. Puedes comprar la miel en muchos puntos de la localidad (también se comercializa en tiendas delicatessen de toda España). La miel de caña tiene la apariencia de una melaza negra y combina extraordinariamente bien con las batatas asadas, la berenjena frita, el queso fresco, las uvas y el mango (fresco o al grill). Lo he probado todo. Aquí, una fan. ;D

El Museo Arqueológico, la Fuente Vieja del siglo XVII, la Ermita del Ecce Homo o del Santo Cristo de la Caña, los Reales Pósitos (antiguo silo del s.XVII donde se almacenaba el excedente de grano) y los restos del Castillo árabe de Lízar (en mal estado de conservación) son otros de los puntos de interés de la localidad. Frigiliana tiene ambiente y unas calles, tiendas y restaurantes muy bien puestos, así que lo mejor es recorrer esas vías empinadas y dejarse llevar. Y luego, si tienes oportunidad, tómate unas buenas migas acompañadas de un vasito de vino dulce del terreno (¡uno!) Eso es la felicidad, créeme.

Imagen de Scott Presley, vía Flickr

Eternas calles empinadas recogidas en esta imagen de Scott Presley, vía Flickr

Si me preguntas cuándo es mejor visitar este precioso pueblo te diría que cualquier día, pero si deseas aprovechar para conocer algo más de su tradición puedes ir durante la Semana Santa, las Cruces de Mayo o la Feria de San Antonio, patrón de la localidad, que se celebra en junio. Además, desde 2006, Frigiliana celebra su Festival de las Tres Culturas, un evento que ha tomado mucha fuerza y popularidad y tiene lugar el último fin de semana de agosto. Conciertos, gastronomía y cine, entre otras actividades, congregan a miles de personas todos los años.

Buganvillas

Las buganvillas, siempre presentes, como esta de Ángel Gutiérrez Rubio (vía Flickr)

Frigiliana está enclavado en el Parque Natural de Sierra Tejeda-Almijara, un lujo para los amantes del senderismo y la naturaleza con interesantes rutas. Su proximidad a pueblos costeros como Nerja y los espectaculares acantilados de Maro-Cerro Gordo o localidades de interior muy interesantes como Cómpeta o Sedella, así como el fácil acceso desde Málaga por Autovía, hacen de Frigiliana una visita obligada. Escápate.