Andalucía, Tesoro Natural

El Teatro Romano de Málaga a los pies dela Alcazaba (Foto: Emilio)

Es muy difícil, por no decir imposible, encontrar en un radio de apenas 150 kilómetros  una riqueza cultural y monumental como la que ofrece Andalucía en las ciudades de Sevilla, Córdoba, Granada, Málaga y Cádiz, enclaves milenarios que guardan en sus calles la impronta de las civilizaciones que se asentaron por la perfecta ubicación geoestratégica en el Mediterráneo, como conexión entre continentes y con el Atlántico. Los íberos, fenicios y griegos en la protohistoria, los romanos y visigodos o los musulmanes dejaron en Andalucía vestigios y huellas que convierten a esta región del Sur de Europa en un tesoro cultural inigualable.

Plaza de España de Sevilla (Foto: Jorge Franganillo)
Plaza de España de Sevilla (Foto: Jorge Franganillo)

Baste mencionar la Giralda y la Catedral en Sevilla; la Mezquita-Catedral de Córdoba; la Alhambra y el Generalife en Granada; el entorno monumental Teatro Romano-Alcazaba-Castillo Gibralfaro en Málaga, o la Catedral de Cádiz para darse cuenta de  esta dimensión cultural. Y para el viajero más curioso, puede incluso profundizar en el pasado prehistórico del territorio andaluz, con un pasado megalítico desde el Neolítico a la Edad de Piedra que dejaron ejemplos como los dólmenes de Antequera, declarados Patrimonio de la Humanidad; el parque megalítico de Gorafe en la comarca de Guadix, o los conjuntos de Velencina de la Concepción o el yacimiento del Gandul. A ello hay que sumar la herencia prehistórica de cuevas como las de Nerja, Ardales y la Pileta, en Málaga, o las cuevas de Aracena, con el especial encanto de la Gruta de las Maravillas.

Imagen del interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba (Foto; Alper Çugun)
Imagen del interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba (Foto; Alper Çugun)

Desde Málaga se pueden visitar con facilidad gran grandes capitales monumentales de Andalucía gracias a su red de carreteras. Sevilla está a apenas dos horas y cuatro; Granada, a una hora y media, y Córdoba,  en una hora y 40 minutos. La oferta es abrumadora y más aún si se conjuga con la gastronomía que tanto Cádiz, Sevilla, Córdoba, Granada y la misma Málaga ofrecen. En la capital hispalense se puede visitar a pie la Catedral y la Giralda la Plaza de España, el Real Alcázar, la Torre del Oro, así como pasear por el Barrio de Santa Cruz, Triana o el Parque de María Luisa.

En Córdoba, además de perderse por sus callejuelas y visitar la Mezquita-Catedral, hay que acercarse a Medina Azahara, el yacimiento de un palacio que mandó edificar Abderramán III a ocho kilómetros de la capital. Además, el Puente Romano o el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Patio de los Leones de la Alhambra de Granada (Foto: Voyou Desoeuvre)
Patio de los Leones de la Alhambra de Granada (Foto: Voyou Desoeuvre)

El espectacular impacto que produce el paisaje de la Alhambra de Granada merece por sí solo una visita, porque las sensaciones varían al amanecer, al atardecer y en plena noche. El Generalife y una escapada obligatoria a los barrios de Sacromonte y el Albaicín completan una escapada que siempre quedará en el recuerdo de nuestro viaje por tesoros culturales de Andalucía que tienen un perfecto complemento en la ciudad milenaria y portuaria de Cádiz que se levanta en una estrecha franja de tierra rodeada por el mar Atlántico. Pasear por su casco antiguo, ver la Catedral, disfrutar de sus playas kilométricas y perderse para tapear por el barrio de La Viña es una puesta segura en estas escapadas desde Málaga que permiten intuir el extraordinario legado monumental y cultural de miles de años de historia. 

bh-fotografie_Cádiz
Vista de la Catedral de Cádiz y del océano atlántico. (BH-Fotografie)

 

 

Written By
More from MSG

Las esculturas de madera de Balkenhol esperan en el CAC Málaga

‘Stephan Balkenhol’, hasta el 22 de abril en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga....
Leer más